domingo, 5 de abril de 2015

5 de abril

Todo el mundo tiene sus fantasmas. Una sensación que le va persiguiendo y que le atenaza, hasta le punto de impedirle actuar de un modo consciente. Algo que es parte del pasado, presente y posiblemente futuro, algo de lo que no puedes escapar. En mi caso es el miedo a la soledad.

Antes lo veía reflejado en una necesidad de tener pareja. Necesitaba alguien a mi lado que me quisiera, sentirme apreciado en esa manera. Demasiadas relaciones, demasiados desengaños que ahora me hacen rehuir de cualquier tipo de pareja estable. Creía que así estaba mejor. Creía que había enterrado el fantasma. Craso error.

Se ha camuflado de forma que no lo he detectado hasta ahora. Sigo necesitando la droga de ser querido, pero las dosis ahora son mas puras y esparcidas en el tiempo. Mendigo de afecto, me vale con experiencias cortas, pero intensas de cariño y sexo que no llevan a nada salvo a hundirme mas en mi miseria. Porque cometo errores, actúo inconscientemente y cuando me doy cuenta me deprimo, y me juro y me perjuro que nunca mas. Hasta que vuelvo a necesitarlo y vuelvo a caer. En parte tengo la conciencia tranquila, no quiero engañar a nadie y no lo hago. Pero se que lo que he hecho causa dolor y no estoy cómodo asumiendo ese sufrimiento. Soy como soy, no puedo huir de mi forma de comportarme, de mis traumas y manías, pero no es excusa.


jueves, 31 de julio de 2014

La granja del doctor Frankenstein I

He visto un par de veces con detenimiento el documental "la granja del doctor frankenstein". Os dejo el enlace aquí para el que no la haya visto le eche un vistazo antes de continuar leyendo. Básicamente el documental es un debate sobre ingeniería genética. Un partidario y un crítico de la ingeniería genética debaten pros y contras a partir de ejemplos reales. Y aquí, antes de empezar con mi opinión personal viene mi primera crítica al documental. La defensora es una bióloga y el crítico un PERIODISTA experto en nutrición!! Sin ánimo de ofender a los periodistas, no había una persona con mas conocimientos científicos que pudiera dar argumentos mas válidos. Porque básicamente sus argumentos eran el miedo a lo desconocido y, agárrate, preocupación por el sabor. ¡Mira que habrá argumentos decentes!

Antes de empezar he de decir que soy una persona científica, he estudiado matemáticas y me interesa la ciencia en general, así que no tengo miedo a que las lechugas transgénicas nos conviertan en zombis, ni que una raza de corderos superinteligentes nos hagan sus esclavos. La ciencia-ficción es, como bien dice la palabra, ficción.

En el documental empiezan hablando de la vaca de doble músculo. Esta raza, llamada Blanco-Azul Belga, es el resultado de una cría selectiva. Escogen los ejemplares mas deseables y los cruzan entre si. Es una vaca con una gran masa muscular.


A continuación la doctora nos habla de que cría selectiva es muy natural, según ella, porque se lleva haciendo muchos años. Dato curioso: las zanahorias no eran naranjas originalmente, sino mas bien blancuzcas. Los holandeses cruzaron las mas anaranjadas para que saliese el color actual. Eso, desde luego, es también cría selectiva.

De ahí pasamos al problema del sobrecalentamiento en las granjas de pollos y la "solución radical" de un científico de crear aves sin plumas mediante manipulación genética. Y como les salían pequeños, mediante cría selectiva agrandó. Hay una frase muy interesante: "Estos pollos sin el resultado de la cría selectiva del doctor X. Supongo que la reacción de la mayoría de la gente al ver estos pollos será la de repulsión, pero si nosotros fuéramos pollos soportando una temperatura de 38 º no desearíamos tener plumas." Ya que nos ponemos de lado de los animales podríamos afirmar también que si nosotros fuésemos pollos no desearíamos estar encerrados en una jaula de 1m x 1m. Pero sigamos. Continúa diciendo que esto hace mas fácil la producción de pollos en países como Nigeria o Indonesia.Y al final otra frase lapidaria: "Bueno para los humanos y bueno para las aves."

Vale, se me está yendo de las manos así que voy a parar aquí, exponer mis argumentos, y continuaré desmigajando el documental en sucesivas entradas al blog.

Resumiendo, los argumentos a favor de la cría selectiva en animales son

  • Aumento de la producción de carne.
  • Mas saludable (ya que reduces la cantidad de medicamentos y la mortalidad de los animales).
  • Mas capacidad de producción (puedes tener granjas de pollos en países cálidos, por ejemplo).
  • No hay modificación genética de laboratorio, por tanto, no debería haber alarma social.

Un inciso antes de continuar, toda opinión de cualquier persona es sesgada, pero si es cierto que en este caso la mía puede serlo mas. Al ser vegano, el mero hecho de la existencia de granjas de pollos ya constituye un mal. Pero continuemos.

Desde mi punto de vista, no hay que olvidarse de que estamos tratando con animales. Con seres con capacidad de sentir dolor, al igual que nosotros. Por tanto tratarlo como un mero producto de consumo, como hace el documental, me parece una aberración. Se crean razas de animales completamente antinatura, en el sentido de que no podrían sobrevivir en un ambiente natural. Son animales de granja y que únicamente tienen capacidad de sobrevivir en granjas. Estamos haciéndonos indispensables para la supervivencia de estos animales (al igual que se hace con las razas de perros como los Bulldog Franceses o los Carlinos) dando por sentado que están ahí para servirnos. El argumento cristiano de que Dios nos dio a todos los seres vivos del planeta para servirnos, cuando realmente somos un producto de la naturaleza (desde el punto de vista ateo claramente).

Estamos creando seres con sentimientos de usar y tirar. Estamos sustituyendo animales adaptados ala naturaleza por animales que no van a poder sobrevivir en libertad. Y señores, esto no me parece bien. Cuando avance mas la ciencia, y podamos "cultivar carne" ( y no estoy con ciencia-ficción porque en el documental muestran ya carne de laboratorio) estas razas están condenadas a la extinción y ya no habrá mas vacas.

Hasta aquí mi punto de vista como vegano. Pero aún tengo mas. Nos dicen que estos avances pueden acabar con la hambruna, pero los datos no dicen eso. A pesar de los avances científicos, la desigualdad en el mundo no disminuye sensiblemente. La ingeniería en general, y la genética en particular, está enfocada a beneficiar mayoritariamente a los países ricos y minoritariamente a los pobres. No hay que olvidar dos datos:

  1. La cantidad de recursos alimenticios del planeta da para abastecer a varios millones mas. La hambruna no es un problema de cantidad, sino de reparto. Por tanto no hay que producir mas, sino repartir mejor.
  2. Los que dan dinero a estas investigaciones son, principalmente, grandes empresas, cuyo objetivo no es acabar con el hambre, sino ganar mas dinero. Es posible que alguna consecuencia de esto sea buena para los países pobres, pero desde luego no es el objetivo principal.
Resumiendo, no es que tenga miedo de estas técnicas,simplemente soy escéptico con las ventajas que supuestamente nos aportan.

Continuaré mas adelante con mas partes del documental. Muchas gracias por leer y podéis plantearme todas las dudas que tengáis o criticar (siempre constructivamente) lo que he escrito. Intentaré contestar a todo lo que pueda. Se que he hecho alguna afirmación sin pruebas, prometo buscar mas datos para refrendar lo que escribo.

Salud!

martes, 24 de junio de 2014

Evolución

Han pasado ya 1 año 6 meses y 12 días desde que tome la decisión quizás que mas me ha marcado estos últimos años: empezar con una dieta vegana. Visto el éxito de mi experimento (que empezó siendo eso) y habiendo estado informándome y leyendo muchas cosas estos últimos días, he decidido que ya es hora de empezar a tomarme la coherencia mucho mas en serio que hasta ahora.

Esta claro que el paso mas difícil siempre es el primero. Todo lo que me voy a comprometer hasta ahora solo es profundizar en las decisiones tomadas para intentar limar los hábitos que aún están muy lejos de un estilo de vida libre de sufrimiento (humano y animal).

  1. Vestir ropa libre de esclavitud humana en el sentido burgués de esclavitud vamos. Es decir, nada de zapatillas Made in Bangladesh, China, etc. Me aseguraré de que todo lo que use para vestirme sea o de segunda mano, o de comercio justo, o fabricado en un país donde garanticen un salario mínimo y unas ciertas condiciones laborales mínimas. He querido poner este el primero por dos motivos. El primero es que ya había barajado antes esta decisión, mucho antes incluso de empezar con la dieta vegana; pero la pereza tiró demasiado. El segundo es una razón obvia, no es coherente evitar el sufrimiento animal y no hacer nada cuando se trata de tu propia especie. Recomiendo a todo el mundo, y en especial a veganos y vegetarianos, que sean coherentes y asuman esta decisión como parte de la lucha contra la explotación animal (ya que la explotación del hombre por el hombre también existe).
  2. Siguiendo con la ropa abandonar totalmente el uso de animales en las zapatillas. Las zapatillas es quizás uno de mis puntos débiles. Pero a partir de ahora, y con toda esta pequeña revolución, empezaré a ser mas consciente de lo que compro y de que está hecho, y buscaré calzado aunque me tenga que patear 800 tiendas.
  3. Mirar los aditivos. Si muy bien, no como carne, ni patatín ni patatán, cuando me entero que muchos de los aditivos que se usan son de origen animal. ¡Éramos pocos y parió la abuela! Pues nada a ir con una lista de sustancias prohibidas como los ciclistas y a mirar numeritos. E 119 si, E 120 no, E 121 si, ... Me lo tomo con humor porque es la única manera de hacerlo. Se acabo el pan de molde (al menos Bimbo), se acabaron los chicles, y muchas cosas que iré descubriendo. Si esto no es masoquismo que baje dios y lo vea. En fin buen humor ante todo.
  4. Productos testados en animales fuera. Siempre fue mi asignatura pendiente. Otra cosa que siempre he querido hacer y, quizás por vagancia, o por malos hábitos nunca he podido. Y esto tiene dos vertientes
    1. Fuera tabaco en cajetilla, salvo honrosas excepciones. Pongo aquí la info para el que quiera leer. No quiero decir mas sobre esto.
    2. Uso de champús, geles y demás no testado en animales. Otra cosa obvia de la que no hay mucho mas que decir.
En fin como veis no hay nada especialmente radical, sino es mas bien un montón de correcciones que tenía que hacer en un ejercicio de coherencia. No soy un jodido bicho raro, solo soy una persona que quiere ser coherente en su vida con su moral, y que ha decidido que ni la dificultad, ni el precio dentro de lo posible, van a estar por encima de su forma de pensar. Señores coherencia, si aman a los animales de verdad, no sean cómplices de su explotación.

Por último quisiera invitar a todo el que quiera decirme algo, desde una crítica hasta una alabanza (aunque he de decir que no me gustan mucho) a que no se corten y me la expresen sea por vía email (juansisantm@gmail.com) o FB (Juansi Simon Sant). Todas las ideas que queráis expresar van a enriquecer tanto al que las expresa, como al que las recibe e intenta contestarlas. Yo siempre agradezco la crítica constructiva por su ayuda a corregir en partes de mi forma de pensar que puedo ser incoherente.

Salud!

viernes, 6 de junio de 2014

El sitio de mi recreo

Ahora que vengo de correr, que tengo mi cerebro funcionando a toda máquina, que hace medio año que no escribo nada; me ha dado por ponerme manos a la obra.

Yo tenía pensado en un principio, que esto fuese un lugar libre donde expresarme, sin necesidad de ponerme una careta que llevo cuando hablo con una persona cualquiera. Porque no se vosotros, pero yo soy así. Depende de con quien esté, soy de una forma u otra. No es que mienta ni que finja, simplemente escondo parte de mi forma de ser. No he conocido a nadie con el que pueda sentirme cómodo siendo como soy. En fin, cuestión de desconfianza.

El problema fue que me empecé preocupar sobre quién me leía y que pensaría, y eso llevo a escribir cosas menos personales, a digamos mantener una careta cuando esto lo hacía para librarme de ellas. Me dejó de ayudar, me dejó de motivar, así que fui yo el que dejó de escribir. Y como cada vez que dejas algún buen hábito, cuanto mas tiempo pasa, mas te cuesta volver.

Pero he decidido volver. Volver porque con careta o sin ella, escribir me venía bien. Al menos me sentía algo mas libre que de costumbre. Menos atado a convencionalismos y a mi imagen. No se si será para ser sincero al 100% 90% o 0%, pero sinceramente me da igual. El acto de escribir, me hace poner la cabeza a funcionar, me hace pensar, reflexionar sobre mis ideas, pulir mis razonamientos, y ese esfuerzo siempre suma.

Espero que esto sea, ayer, hoy y siempre, el sitio de mi recreo.

miércoles, 29 de enero de 2014

Identidad de Euler

En el Universo no hay nada casual. Nada de lo que existe ha sido al azar. Como no es al azar una relación tan elegante entre unas constantes tan presentes en la Naturaleza.



Por un lado tenemos al número e,  número por excelencia del cálculo. Presente, entre otras muchas cosas, en el crecimiento de poblaciones. También e^x es una función muy particular: su derivada es si misma.

Después el número i, número básico del análisis complejo. Raíz de -1. Presente en resolución de ecuaciones, y en la física cuántica, simplifica la descripción matemática de los estados cuánticos en el tiempo.

Y por último el número pi, relación entre la longitud de una circunferencia y su diámetro. Obviamente es un número tan conocido que no voy a añadir nada mas de él.

Pues que estos 3 números estén presentes en una misma igualdad, junto con el número 1 y el 0 (básicos en teoría de conjuntos y anillos) y con solo una suma, una multiplicación y una potencia los puedas relacionar, los 5 números posiblemente mas importantes en las matemáticas es algo maravilloso.

Hay gente que dirá que es una casualidad, una curiosidad, capricho de la ciencia. Es una opinión totalmente respetable, pero no es la mía. Las matemáticas existen en el "mundo" de los conceptos. Las matemáticas se descubren, no se inventan, ya que están ya ahí. No pueden ser de otra forma. Al igual que las leyes de la física existen, las relaciones entre números, o entre estructuras matemáticas son algo real como concepto.No son una herramienta, no debería ser algo supeditado a las necesidades de  la física, o de la ingeniería. Querer reducir la ciencia al mero aprovechamiento humano es caparla, impedir que se desarrolle por si sola y que nos sorprenda ayudándonos a comprender el mundo donde vivimos.

Para mi, existen unas leyes que gobiernan toda la existencia. Quizás no puedan expresarse como ecuaciones, o quizás si, pero no puedan resolverse. Pero eso no quita que no existan y que no estemos sometidos a ellas. Y si estamos sometidos a ellas, salvo que alguien crea que existe un ser superior que no se rige por ellas, solo somos parte de ecuaciones, y nuestras acciones, nuestras decisiones, solo son la respuesta que da una máquina (que es nuestro cerebro) ante unos parámetros constantes (lo que sabíamos antes que ahora) y los estímulos que recibimos en un momento.

Y no estoy hablando de predecir el futuro, sino de una única solución ante un sistema dinámico del que formamos parte. Ni mas, ni menos.

Pero, a pesar de ser nada mas que un conjunto de átomos juntos, tenemos lo que llamamos vida. Somos autoconscientes y tenemos sentimientos (que aunque no sean mas que química y electricidad existen). Todas esas ecuaciones no me van a explicar porque el mundo va tan mal, ni van a evitar que sufra viendo las injusticias. Y no porque no puedan sino porque aunque las resuelva no se tiene la capacidad (ni se va a tener) para computar todos los átomos del universo.

Por tanto soy realista, quizás pesimista en cuanto al funciona el universo y el sentido de la vida humano. Pero sigo siendo humano, siento y no puedo escapar de eso, porque así tiene que ser. No lucho contra lo que es el destino final inevitable (la solución de las ecuaciones) pero si contra lo que veo. Aunque sepa que mi vida ya esta determinada, simplemente lo asumo y vivo el día  a día.



Por todo esto, en mi cadera llevaré escrito la identidad de Euler. Para recordarme mi faceta matemática, como parte de una ecuación universal, pero también mi parte humana, como parte viva y sensible en dicho universo.

miércoles, 22 de enero de 2014

El lenguaje

Cualquiera que piense que en esta sociedad hay libertad absoluta de expresión ya puede ir abriendo los ojos. Cualquiera que piense que en esta sociedad, o en cualquiera que imagine, hay libertad absoluta siento decirle que esta muy equivocado. Y es que pervertimos el lenguaje para justificar hasta límites insospechados.

Un ejemplo antes de seguir: "Aquí hay libertad (de expresión) y en X país no la hay". (En este ejemplo se puede omitir lo de expresión, es válido igual). Falso. Lo correcto sería decir "Aquí hay una cierta libertad (de expresión) y en X país otra cierta libertad (de expresión)". Mayor o menor ya habría que juzgarlo mucho mas a fondo. Ni aquí se puede decir todo (criticar a la Corona, gritar Gora ETA, son motivos de delito) ni en otros sitios no se puede decir nada (un ejemplo que cita Galeano es como en Venezuela salían periodicos con titulares del estilo "¡Aquí no hay libertad de expresión!")

 Defender la libertad absoluta del individuo, o decir que bajo tal tipo de sociedad el individuo será totalmente libre es una quimera; salvo que se hable de que no hay ningún tipo de normas de comportamiento. Cualquier sociedad que quiera progresar se basa en ciertas normas de comportamiento que coartan la libertad del indiviuo. Y ojo, estoy hablando de normas de comportamiento, no de leyes. No tienen que ser impuestas, no tiene porque haber jueces. Esto no anula el anarquismo, para el avezado lector que este ya afilando el cuchillo. El anarquismo es la ausencia de Estado, no que cada uno hagalo que le la gana.

Cambiando un poco de tema esta también otras palabras pervertidas, como justicia (según la RAE dar a cada uno lo que corresponde o pertenece) o la equidad (según la RAE igualdad de ánimo). Hay gente que afirma que quiere justicia e igualdad (equidad). ¿Así a la vez? ¿Y que pasa cuando entran en conflicto? Porque no todos los seres humanos necesitamos lo mismo ni somos iguales. ¿Les das a todos igual o a cada uno lo que necesita?

Una ideología concreta se puede ver como una relación entre varios valores, como por ejemplo libertad, seguridad, justicia, ... ¿Quieres una sociedad 100% libre? Entonces no esperes que haya seguridad, ya que cada uno sería libre de matar a cualquier individuo. ¿Quieres una sociedad completamente segura? Entonces no esperes que haya libertad. Y así unos y otros conceptos entran en conflicto.

Por tanto usemos de el lenguaje correctamente. Ni manipulemos, ni nos dejemos manipular por palabras vagas, sino analicemos lo que hay detrás de ellas.

viernes, 6 de diciembre de 2013

Volver, volver

Odio no tener un objetivo. Odio sentirme vacío,sin nada a lo querer, sin nada por lo que luchar, sin nada por a lo que aspirar y por lo que vivir. Odio sentirme tan solo en el mundo, salgo bebo, hablo con los amigos, pero ¿para qué? Para volver a casa y sentir como he perdido un día mas. Para ver como cada día estoy menos a gusto conmigo mismo, para ver como paso el tiempo sin pena ni gloria.

Soy una persona que siempre le da mil vueltas a la cabeza. No quisiera ser así, pero siempre pienso demasiado y no puedo dejar que mi cabeza deje de divagar. Ojalá pudiese abstraerme lo suficiente como para poder estar un par de horas tomando algo sin pensar en todos los problemas que me agobian. Pero no es así. Es como un zumbido constante, siempre ahí, no puedes librarte de él.

Siempre recordándome lo que he perdido, las personas que he dejado pasar por mi vida. Las personas que aún quiero y que no quiero a la vez. Lo que no me atrevo a decir, lo que no me atrevo a hacer. Ojalá tuviese un botón de reset que me permitiese empezar de cero. Con el que poder hacer de verdad borrón y cuenta nueva. Pero para bien o para mal el ser humano no es así. Dicen que de los errores se aprende, pero no sirve de nada cuando has cometido tanto que te torturan, que te atenazan y no te permiten pensar con claridad. Lo digo y es lo que de verdad siento. A día de hoy volvería a cualquier momento atrás de mi vida. No digo que haya tocado fondo, que no pueda estar peor que ahora; pero si es cierto que nunca me he sentido mas vacío, mas intrascendente que ahora. 

Los que lo hayan vivido sabrán lo que es, pero yo creo que es una de las peores sensaciones que puede sentir un ser humano, pero que ser odiado, peor que ser temido es ser ignorado. Es sentir que no vales nada y darte cuenta, porque es una realidad, de que el mundo seguirá girando sin ti. De que no eres masque uno entre seis mil millones en la actualidad. Que aunque influyas en la vida de los demás, nadie te recordará. Solo eres uno mas de tantos que han pasado por el  mundo y que pasarán. Ni mas ni menos.

Pero, al menos, cuando tienes alguien a tu lado, es una razón para luchar, Para levantarte día a día con una meta: hacer feliz a una persona. Eso es al final la felicidad. Sentir que las personas a tu lado son felices y contribuyes a ello. Sentirte útil es algo que no te da ni el dinero ni el poder ni nada en la vida mas los que están a tu lado. Pero sin ellos, ¿qué eres? Nada.